Seleccionar página

Todo empezó en la Escuela de Emprendedoras y Empresarias de Asturias

 

El 28 de Junio acudimos al II DESAYUNO CON TE(MÁTICA) celebrado por la Escuela de Emprendedoras y Empresarias de Asturias (EEEA) donde profesionales de los sectores tecnológicos y económicos debatieron sobre la situación de la mujeres en la tecnología y los desafíos a los que se ven obligadas a superar dentro de las empresas, la administración y la universidad. Hemos recogido nuestras propias conclusiones de este evento en este post.

 

MUJERES EN LA TECNOLOGÍA, ECONOMÍA SOCIAL Y STARTUPS EN EL SECTOR TECNOLÓGICO. AVANZANDO EN RED.

II DESAYUNO CON TE(MÁTICA): MUJERES, ECONOMÍA SOCIAL Y STARTUPS EN EL SECTOR TECNOLÓGICO.

 

Tecnología desde los 0

 

Siempre ha habido mucho debate respecto al uso de la tecnología en temprana edad. Sin embargo, las familias no deberían excluir a sus hijos el uso de los distintos dispositivos tecnológicos, si no enseñarles cómo usarlo correctamente. La tecnología y la informática están y estarán presentes y las familias deberían poder ofrecer esta disciplina como una actividad extraescolar más.

 

Para inculcar la tecnología y la ciencia en los más pequeños, existen diversas plataformas en el que aprenderán divirtiéndose. Además en Asturias contamos con diversos cursos, talleres y campamentos de robótica para escolares, actividad que ayuda al desarrollo de habilidades y competencias necesarias para el futuro personal y profesional, fomentando su interés por las ciencias, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (STEM).

 

Plaforma CODE.org

Una de las mayores plataformas a nivel global es code.org con cursos de introducción a la informática para todas las edades (4-18 años) y su programa “Hora del código” un evento de una hora de duración en el que el alumnado pueden aprender las bases de la programación.


Estar iniciado en esta disciplina:

ayuda a fomentar las habilidades de resolución de problemas, la lógica y la creatividad. Introducir a los estudiantes de forma temprana en las ciencias de la computación, les permitirá disponer de conocimientos imprescindibles en el s.XXI; fundamentales sea cual sea su futuro desarrollo profesional

tal y como se puede leer en su página.

 

Dentro del programa existen guías y ayudas para familias en el que se aconsejan cómo introducir este mundo de la programación y la informática.

 

Cada vez son más el número de usuarios que se inscriben en la plataforma y las estadísticas de la página nos ofrece el dato de que el número de niñas que están interesadas en aprender programación en los últimos 2 años es más alto que en los 70 años anteriores.

 

Proyectos DIY

Proyectos DIY para construir con nuestras manos múltiples dispositivos electrónicos; en el que los pequeños de la casa ayudan a sus padres a crear diferentes gadgets,  fomentando así la originalidad y la tecnología.

 

MUSEOS

Otras actividades en los que las familias pueden inculcar a sus hijos desde pequeños a la ciencia y a la tecnologías es hacer visitas a museos y exposiciones nacionales con contenidos científicos e interactivos. El objetivo de estos museos es comunicar la ciencia, valiéndose para ello de todos los medios disponibles, especialmente la interactividad y la experimentación en entornos multidisciplinares.

 

Re-orientación profesional

 

La re-orientación profesional ya no se cuestiona. La sociedad junto con las instituciones deben encontrar la herramientas para que el entorno profesional sea más justo y equitativo. Buscar personas para la plantilla de nuestra empresa significa, en un entorno cambiante como en el que vivimos, la definición de las competencias clave del puesto a cubrir y no tanto de los estudios, las experiencias pasadas, la edad o el sexo (sí, el sexo en los procesos de selección todavía importa).

 

Las principales competencias personales son:

  • Adaptabilidad:  la facilidad con la que una persona se adapta a nuevos entornos y situaciones de trabajo.
  • El análisis de problemas: que es la capacidad para identificar las dificultades siendo capaces de interpretar los datos para reconocer la información importante y posibles causas de los mismos.
  • Asumir riesgos: capacidad para realizar acciones con el fin de obtener un beneficio  y para asumir los errores cometidos.
  • Automotivación: la capacidad para darse a uno mismo razones, impulso e interés para realizar el trabajo incluso por encima de las exigencias establecidas y conseguir sus objetivos.
  • Creatividad: habilidad para asociar ideas y conceptos conocidos con el objetivo de tener ideas nuevas que den nuevas soluciones a los problemas y retos que haya que afrontar.
  • Comunicación: tener una forma de expresarse clara y convincente para que otras personas asuman nuestros argumentos como propios.
  • Espíritu comercial: la habilidad para comprender los asuntos de la empresa que afectan a su crecimiento y rentabilidad con el fin de incrementar su éxito.
  • Escucha: la capacidad para escuchar a otra persona entendiendo de forma clara lo que nos quiere transmitir siendo capaces de identificar la información importante de su discurso. Realizando preguntas e indagando sobre la cuestión si es necesario.
  • Memorabilidad: Causar buena impresión a otros que perdure en el tiempo.


Hace una década que comenzamos a ver en Asturias un giro hacia la
industria 4.0 con la llegada de grandes empresas tecnológicas a la región.  La falta de oferta de formación específica demandada por el mercado ha propiciado que los profesionales tengan que recurrir a cursos privados para adaptarse a las nuevas necesidades del mercado.

 

Según Infojobs, los trabajos más demandados tienen un claro perfil tecnológico, lo que no sorprende considerando que en la última década ha habido una “explosión digital” tanto a nivel industrial como a nivel del usuario.

 

Asturias se enfrenta a un problema de falta de profesionales con competencias tecnológicas, por ello no es extraño que las empresas necesiten contratar trabajadores de otros países.

 

Por otro lado, la brecha de género en Asturias es muy acusada: las mujeres representan el 55,6% de los demandantes de trabajo inscritos en los registros públicos y el descenso del paro en mujeres supone un 12% mientras que el paro en hombres desciende un 24% en el conjunto de los sectores.

 

Estos descensos más intensos se han producido en la construcción y en la industria, sectores donde las oportunidades para las mujeres son menores.

 

Inclusión de las mujeres en la tecnología

 

Durante las últimas tres décadas en España, el papel de la mujer en las ciencias ha sufrido una evolución favorable. En torno al 55% de los títulos universitarios y el 25% de los doctorados los obtienen mujeres, sin embargo, ellas solo son el 30% del total de los investigadores activos en ciencia. 

 

las mujeres en la ciencia y la tecnología

 

Por otro lado, la proporción de mujeres va en disminución a medida que se asciende en la carrera científica o en los puestos de liderazgo, donde representan el 20% del total, datos que no solo afectan a nuestro país, si no que se repiten en el resto del mundo.

 

Parece paradójico que en el ámbito de la ciencia y el conocimiento existan actitudes o manifestaciones discriminatorias, o al menos que no fomenten la igualdad de género.

 

¿Cómo es posible que ocurra esto en un espacio en principio definido por la razón?

 

Es una cuestión compleja y son muchos factores que dificultan tanto el ingreso como el desarrollo de la carrera científica de las mujeres en condiciones de igualdad. Desde los estereotipos que afrontan las niñas desde edades muy tempranas y que tienen impacto en la elección de su campo de estudio, hasta las mayores cargas familiares que soportan la mujeres.

 

Si queremos un futuro equitativo entre hombres y mujeres; es imprescindible eliminar las brechas laborales y sociales que sufren las mujeres en el ámbito tecnológico, aumentando su visibilidad y relevancia dentro del sector tecnológico y científico.

 

¿Sabes quién inventó la programación?

 

quien invento la programación informática mujeres en la tecnología

Imagen del artículo: “CRACKING CODER The legacy of Ada Lovelace, the ultra-numerate countess”